7 ago. 2018

"Mansilla de las Mulas"

Lugar: Mansilla de las Mulas   
Situación: Parroquia y municipio de Mansilla de las Mulas
Localización: Lat. 42º 29’ 56,28’’ N - Long. 5º 25’ 3,38’ W 
Etapa en la que se encuentra: Bercianos del Real Camino - Mansilla de las Mulas - León
Dista: 26,2 Kmts. desde Bercianos del Real Camino - 18,8 Kmts. hasta León
Altitud: 800 mts.
Camino: Francés
Provincia: León (Castilla y León)


El Peregrino que llega a Mansilla de las Mulas por cualquiera de los Caminos que en ella confluyen, no podrá acceder a su casco urbano sin antes atravesar los restos de su maltrecha muralla, lo que le dará idea de la importancia estratégica de la que gozó la villa mansillense en época medieval. 


Si lo hace desde el norte por el Camino Vadiniense, o bien desde Calzada del Coto por el noreste sobre la Calzada Romana o Vía Trajana, entrará en el recinto amurallado a través de la puerta de Santa María o de la Concepción, la mejor conservada de las cuatro con las que contó la muralla. 


Pero si procede del Camino Francés lo hará entre los muros, sin arcada, que quedan en pie de la del Castillo, situada al sureste y considerada como el acceso principal, junto al que se levantó un crucero con un conjunto escultórico en homenaje a los Peregrinos que por aquí transitan. 


Se cree que las murallas son anteriores al siglo XII, fueron construidas en canto rodado y cal, llegando a alcanzar en algunos puntos los 14 metros de altura y 3 de espesor. 


El origen de Mansilla debe buscarse en un núcleo de población que se asentó a orillas del río Esla en el siglo X, mencionado inicialmente como Mansilla, que algunos autores creen que proviene de de la expresión mano de silla, tal y como se representa en su escudo, mientras otros creen que proviene de mansionella. 


Más tarde se conocerá por Mansilla de Illa Ponte, para pasar a denominarse de las Mulas como consecuencia de la celebración de una importante feria de ganado equino, que hasta mediados del siglo XIX se realizaba cada 11 de noviembre. 


Buena muestra de la importancia que adquirió en el trazado Jacobeo, además de la mención en el Codex Calixtinus como Manxilla, es que contó hasta con cinco hospitales para Peregrinos y siete iglesias. 


De los hospitales apenas queda el recuerdo y de los templos aún pueden contemplarse; el rehabilitado y reconvertido en Casa de Cultura de San Martín, original del siglo XIII, la ermita de Nuestra Señora de Gracia y el parroquial de Santa María, que fue el primero y único que existió en Mansilla hasta el año 1220. 


El edificio actual de sencilla arquitectura con tres naves y crucero, pertenece al siglo XVIII, siendo construido sobre otro anterior de nave única, su interior guarda un retablo mayor barroco y distintas imágenes de diferentes épocas.


El Peregrino abandona Mansilla camino de León, sobre las ocho bóvedas del formidable puente medieval de 141 metros de longitud que salva las aguas del Esla y que durante un tiempo le otorgó el sobrenombre de “Illa Ponte” a la villa mansillense. 


Si bien la obra primitiva fue realizada en el siglo XII, probablemente sobre otra de un antiguo puente romano, a lo largo de los siglos sufrió numerosas intervenciones hasta alcanzar la imagen que hoy podemos contemplar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario