12 dic. 2018

"Camino de Gran Canaria 3ª etapa Tunte - Cruz de Tejeda"

Camino de Gran Canaria 
3ª Etapa 
Tunte – Cruz de Tejeda 

Distancia: 16,28 km.
Dificultad: Media.
Tiempo total estimado: 6 horas 00 minutos.
Tiempo estimado sin paradas: 4 horas 50 minutos.
Punto más alto: 1.719 m. Degollada de los Hornos
15º 35’ 30.90’’ W - 27º 57’ 17.45’’ N.
Punto más bajo: 888 m. Tunte
15º 34’ 23.71’’ W – 27º 55’ 31.97’’ N.
Desnivel acumulado subiendo: 1.020 m.
Desnivel acumulado bajando: 394 m.
Señalización: En noviembre de 2018 escasa pero suficiente, con la existencia de alguna señal que llevaba a confusión en las cercanías del área recreativa del Corral de los Juncos.
Albergues: No existen, aunque la zona abuhardillada del hotel El Refugio de la Cruz de Tejeda, puede considerarse un excelente albergue privado.
Alojamiento alternativo: En la Cruz de Tejeda.
Lugares para avituallarse: En Tunte, mirador de la Degollada Becerra y Cruz de Tejeda.
Observaciones: La jornada de hoy puede considerarse como la reina de éste Camino, no solo por alcanzarse la cota más alta del mismo, si no también por discurrir por los parajes más emblemáticos de la isla grancanaria.
Igual que en jornadas anteriores, se debe de afrontar con provisiones de comida y agua.
Última actualización: En noviembre de 2018.


0,00’ h. - km. 0 
.- Iglesia de San Bartolomé de Tunte (888 m). 
Los primeros 250 m de la jornada se recorren por la calle Fernando Guanarteme (GC-60), entre las puertas del templo parroquial tirajanero ...


y el cruce con la Manuel Zenón Araña (GC-603), sobre la que se asciende hasta alcanzar el CEO de Tunte, para continuar sobre la acera que discurre junto al muro de su cierre por la calle Juglar Fabián Torres, hasta superar la de San Antonio con su urbanización de adosados, hasta alcanzar las señales del Camino Real, del S-50 de la red de caminos del Cabildo y la, bastante maltrecha, del Camino de Santiago.


Para desde aquí, continuar sobre un camino de tierra que a la vez que se empina internándose por las Toscas Blancas del Pinar, ...


se va transformando en una magnífica calzada que nos sorprende a cada paso; tanto por el buen estado de conservación del empedrado y ...


los recursos utilizados para contener y canalizar el agua, como por el entorno y las magnificas panorámicas que nos regala sobre las tierras de Tirajana, a lo largo de los poco más de 3 km de ascenso que transcurren hasta encontrarnos de nuevo con la GC-60 en el paso de la Cruz Grande.


1,10’ h - km. 4,1 
.- GC-60 Paso de la herradura de la Cruz Grande (1.245 m). 
Si habíamos comenzado el ascenso en territorio del espacio protegido de Fataga y alcanzamos la GC-60 por el de Pilancones, la herradura que describe la carretera hace de límite fronterizo entre éste, el del Nublo y el de los Riscos de Tirajana, por el que se recorre el siguiente kilómetro hasta cambiarlo, casi de manera permanente por los espectaculares parajes del Nublo.


Territorio por el que discurre la mayor parte de la jornada con pequeñas incursiones por los de los Riscos de Tirajana y Las Cumbres. Pero para conseguirlo, antes es necesario atravesar la carretera y seguir escasos 100 m en dirección derecha, hasta alcanzar un camino que nace por la izquierda perfectamente señalizado, sobre el que se comienzan los algo mas de 2 km de incomparable ascenso a La Plata.


El primer tramo de subida, tras superar un incompleto Calvario y una casa, discurre por la ladera de Los Lomitos con vistas al tramo recorrido y a Las Tirajanas.


Una vez se hace el cambio de ladera, el protagonismo lo adquieren los muros del morro de la Conejera, bajo los que discurre el siguiente tramo, y el puntón del Peso junto al risco de Las Carapachas, ...


entre los que se encuentra el paso de La Plata y se va encaramando el zigzagueante trazado de la “Vía Lata” (camino ancho), nombre con el que también era mencionado éste camino.


Vía que formaba parte de la red de rutas pecuarias que se extendían por la Isla, muchas de las cuales tenían su origen en la tradición ganadera aborigen y que fueron consolidadas con la introducción de la trashumancia estacional ganadera, práctica conocida en Gran Canaria como la “Mesta Chica”.


No siendo el caso de ésta, según parece, pues su construcción se debe a la iniciativa de Antonio Yánez, tendero y terrateniente de la zona.


Durante la subida, especialmente en la última parte, la panorámica que se abre a la espalda del Peregrino es realmente magnífica, pues vuela desde las cercanas casas de La Plata sobre el barranco de Chira, hasta el horizonte.


2,00’ h - km. 6,2 
.- Alto de paso de La Plata (1.575 m). 
El ascenso no se puede dar por finalizado hasta dejar atrás las pequeñas presas de Cho Flores y alcanzar la zona de los llanos de Pargana, por donde se continúa los siguientes 1.400 m.


Al comienzo de éste tramo debe tenerse cierta precaución para seguir la traza, pues además de ramales con destino a otros lugares, hay algún punto donde el trazado se difumina ...


antes de convertirse en un marcado sendero rodeado de pinos, a lo largo del que nos encontramos un singular “cruceiro” de madera, ...


además de recuperan las vistas sobre la gran caldera de Tirajana antes de alcanzar el desvío que por la izquierda, lleva a La Agujerada o Ventana del Nublo.


2,30’ h - km. 8,0 
.- Ventana del Nublo (1.700 m). 
Aunque para alcanzar éste incomparable balcón sobre los dos símbolos naturales más importantes de las Islas Mayores, requiera desviarse 300 m del trazado a seguir, sería imperdonable no hacerlo y perderse la espectacular panorámica sobre el área de Ayacata a la sombra del Roque Nublo y la omnipresente imagen del Padre Teide.


El trayecto de regreso al punto de desvío también ofrece una bella imagen del techo gran canario, con el Pico de las Nieves y Los Pechos rodeados de pinar.


2,40’ h - km. 8,7 
.- Degollada de los Hornos (1.719 m). 
Recuperada la ruta principal, toca seguir la marcha en suave sube y baja hasta alcanzar la encrucijada de la Degollada de los Hornos, ...


cota más alta de la jornada y desde la que se inicia el descenso a la zona del Bailico.


Lugar en el que de nuevo aparece el tráfico, en esta ocasión sobre la GC-600, que tras 700 m de senda entre el pinar de la zona recreativa del Bailico y superar el barranquillo de Juan Francés, que en algún mapa aparece como Los Hornos por desembocar en la cercana presa de éste nombre, tener que atravesar la carretera para iniciar el ascenso al Garañón.


3,10’ h - km. 10,6 
.- El Garañón (1.670 m). 
Tras 400 m de suave subida, se alcanza la puerta de acceso a las instalaciones y aparcamiento de El Garañón,


debiendo continuar rodeándolas por la izquierda hasta 200 m después de haber dejado atrás el cercado y otro acceso al recinto, punto en el que nace un desvío por la izquierda y sobre el que se continúa durante 300 m, hasta alcanzar la pista que conduce al área recreativa del Corral de los Juncos.


3,30’ h - km. 11,5 
.- Pista de acceso al área del Corral de los Juncos (1.685 m). 
¡ATENCIÓN! aquí se debe de atravesar la pista y continuar de frente a través del pinar, haciendo caso omiso a los restos de una flecha amarilla sobre los muros del puente, que invita a seguir por la izquierda en dirección al área recreativa. Indicación que seguimos nosotros hasta llegar a sus límites, viéndonos obligados a retroceder en diagonal a través del pinar hasta recuperar el trazado correcto en dirección a La Cruz de Tejeda, tras haber dado un corto pero innecesario rodeo.


Recuperado el camino correcto, se alcanza la zona del Corral de los Juncos donde a la vez que se alcanza una granja, aparece por la izquierda la Caldera de Tejeda con el sagrado monolito del Roque Bentayga en el centro.


Los siguientes 2 km discurren por el espectacular paraje del Andén del Toro, teniendo la sensación de poder sobrevolar la Caldera y los poblados que la salpican hasta alcanzar la lejana Aldea de San Nicolás, ...


bajo la tranquilizadora vigilancia de los roques del Gallo, el Fraile, el Tablón, la Rana, el Nublo, la Cabeza, el Bentayga y el Roque, con el Teide como excepcional testigo de nuestra ilusión.


4,10’ h - km. 14,1 
.- Mirador de la degollada Becerra (1.550 m). 
Tras un trecho de zigzagueante descenso y otro de suave sube y baja, se llega a la degollada de Becerra, donde un mirador les ofrece la posibilidad de disfrutar a los motorizados del paisaje anteriormente descrito y a los Peregrinos la de repostar si fuera menester.


El paso por el mirador lleva al caminante a un breve contacto con la GC-150, cuya presencia le acompañará durante los 2 km de sube y baja que faltan para alcanzar la Cruz de Tejeda.


Trayecto que discurre por la ladera derecha de la montaña de la Huerta, la degollada de Los Molinos, los Helechillos, los Arenales y la Montaña de la Almagria, tramo en el que aún se pueden ver los efectos del devastador incendio que asoló la zona en septiembre del año 2017.


4,50’ h - km. 16,28 
.- Cruz de Tejeda (1.510 m). 
El teórico centro geográfico de la isla de Gran Canaria se alcanza, después de recuperar las vistas sobre la Caldera de Tejeda al transitar por la ladera izquierda de la Almagria, vertiente sobre la que se llega a la degollada del antaño denominado Puerto de Tejeda, lugar en el que desde su nacimiento se cruzaron las calzadas y caminos del centro de la isla.


El puerto que también sirve de límite entre los municipios de San Mateo y Tejeda, mudó su nombre como consecuencia de la colocación, probablemente en el siglo XVII, de una primitiva cruz de madera de tea que embates climatológicos y alguna que otra desavenencia municipal, obligaron a ir sustituyendo y cambiando de ubicación en diferentes ocasiones hasta llegar a la actual.


Obra que data del 4 de noviembre del año 1971, esculpida en piedra gris de Tinoca por ser mas sólida y resistente a las inclemencias climáticas que la verde de Tirma, en la que había sido labrada su predecesora que había lucido durante 10 años hasta que el 26 de diciembre de 1970 la derribara un temporal.


En la Cruz de Tejeda el Peregrino dispone de alojamientos, bar, restaurante y tienda para avituallarse con bocadillos, fruta, quesos u otras delicatesen.


El hotel El Refugio, regentado por Juan Manuel y Juana enamorados y defensores del Camino, además de contar con habitaciones dobles e individuales, ...


también dispone de una zona abuhardillada con habitaciones de más plazas con baño y espacios compartidos, perfectas para peregrinos.

2 comentarios:

  1. Que buen trabajo Vicente.......felicidades y gracias por poner tanto cariño en la descripción del camino....

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juanma, es un verdadero placer ayudar a difundir un Camino tan espectacular y bonito como el de Gran Canaria. Además de poder corresponder al cariño recibido en "nuestra otra tierra".
    Con la publicación de la última etapa, todas pasarán a tener un acceso directo y permanente desde la cabecera del Blog como: Guía del Camino de Gran Canaria.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar