29 jul. 2010

Mucho ambiente en los Caminos del norte

Los que por alguna u otra razón frecuentamos algún lugar por donde pasa el Camino, habremos observado que en esta temporada aumentó considerablemente el tránsito de Peregrinos, sobremanera si madrugamos un poco como hace Bernardo, autor de la foto que ilustra esta entrada y las etapas que hoy colgamos. Debemos de tener en cuenta que durante el año 2009 se expidieron en Santiago en torno a las 146.000 Compostelas a sus correspondientes Peregrinos, de los que cerca de 12.500 salieron o pasaron por Asturias y este año está cifra se está incrementando muy considerablemente.
Pero no pensemos que este trasiego es extraordinario, pues si bien es verdad que la celebración del Año Santo desvía a muchos caminantes hacia rutas menos transitadas, como son las que discurren por nuestra región, este trasiego no tiene nada que ver con el había siglos atrás. Ya en el S. XIII se tuvieron que dictar ordenanzas, para controlar el ruido que producian las caravanas de Peregrinos que entraban en la Sancta Ovetensis, con objeto de visitar al Salvador y las reliquias de la Cámara Santa, en Oviedo, en su camino hacia Santiago, porque como bien dice esta conocida copla de posible origen francés:

Quien va a Santiago
Y no a San Salvador
Sirve al criado
Y deja al Señor

24 jul. 2010

BUEN DÍA DE SANTIAGO


Hoy día 25 de Julio se celebra la festividad de Santiago Apóstol y la ciudad de Compostela estará radiante celebrando la fiesta de su patrono y el de España. Se organizarán numerosos actos para conmemorar este día a los que acudirán autoridades de todo tipo y llegados de diferentes lugares, pero no debemos olvidar que los verdaderos artífices y protagonistas del día, además del propio Apóstol, son El Camino, Los Peregrinos y todos los que día tras día colaboran a mantenerlo vivo.


Por ello desde este blog, queremos rendir homenaje a los hospitaleros, pintores de flechas, equipos de limpieza, etc., y especialmente a todos los Peregrinos que hicieron, están haciendo y harán el Camino, ya que al Santo lo homenajearán con creces hoy en Santiago.


YA ESTÁN DISPONIBLES LAS ETAPAS DEL CAMINO PRIMITIVO COMPLETO


¡BUEN CAMINO!

22 jul. 2010

Las otras Puertas del Perdón


A lo largo del Camino nos encontramos, al menos, otras dos puertas que reciben este nombre; una de ellas y la más cercana a Compostela es la puerta norte de la iglesia de Santiago en Villafranca del Bierzo, que tiene el privilegio de conceder durante el Año Santo Compostelano las mismas indulgencias que la Catedral de Santiago.
Las indulgencias únicamente las podrán obtener aquellos peregrinos que, después de recorrer al menos ciento cincuenta kilómetros, certifiquen una enfermedad que les impida llegar hasta la tumba del Apostol. Esta tradición se remonta a la Edad Media.
La puerta se abre al inicio del año jubilar pero vuelve a cerrarse, a diferencia de la compostelana, hasta que algún peregrino reclama el paso bajo su arcada para obtener las prebendas. Se cierra definitivamente el último día del año jubilar, hasta la celebración del siguiente.
La otra puerta de La Perdonanza, se encuentra en la catedral de Oviedo, y en próximas entradas daremos más información.

21 jul. 2010

La Puerta Santa

       

En la entrada anterior hacíamos referencia a esta puerta, también conocida como del Perdón. Es la más oscura de las siete entradas menores a la Basílica, siendo la más próxima al altar y  abierta sobre el propio muro románico. Se accede a ella desde la Quintana de los Muertos, después de atravesar otra puerta que la precede, conocida como “la de los veintisiete de La Santa”, construida en el S.XVII.
El rito del proceso de apertura, que se lleva cabo en la tarde del día anterior al comienzo de cada Año Santo, tiene origen en el S.XVI y consiste en derribar con un martillo de plata, acompañado de un gran cortejo ceremonial, el muro que se hacía de piedras y argamasa con el fin de cerrar el paso al templo el último día del anterior año jubilar.
En diciembre de 2003, la antigua puerta de madera que cerraba el templo desde Quintana y tras la que se construía el muro, fue sustituida por una de estilo moderno realizada en bronce, por lo que, para el acto de derribar el muro, se construye uno días antes, resultando un tanto artificial.
Atravesar esta puerta, es un rito que todo peregrino debería de cumplir a su llegada a Santiago en Año Santo, el único inconveniente es que podemos encontrarnos con una cola de considerable tamaño y que tendremos que compartir con toda clase de respetables “peregrituristas”. Confiemos que después de las últimas restricciones llevadas a cabo en la Catedral, (árbol de Jesé, croques del maestro Mateo, mochilas, etc.) no nos prohíban también el acceso por esta puerta a los que recorremos cientos de kilómetros a pie hasta Santiago.

20 jul. 2010

Año Santo

          
El año Santo Compostelano tiene lugar, únicamente cuando la festividad del Apóstol Santiago (25 de julio) coincide en domingo. Este hecho ocurre invariablemente cada 11, 6, 5 y 6 años. Si tomamos como referencia el actual 2010, significa que no se celebrará otro hasta el año 2021.
Esta celebración tiene su origen en tiempos del Papa Calixto II, en torno al año 1122, fecha cuestionada por algunos historiadores, al ser anterior a la concesión del año Santo Romano.
Durante la celebración del Año Santo la Iglesia Católica otorga la Indulgencia Plenaria, aplicable también a los difuntos, cumpliendo estas condiciones: visitar la Catedral recitando alguna oración, Padrenuestro o Credo, orando por las intenciones del Papa y recibir los Santos Sacramentos de la Confesión y la Comunión (puede ser 15 días antes o después).
Esta indulgencia, es la que históricamente, genera la peregrinación masiva hacia Santiago u otros lugares que otorgan este privilegio, como el caso de la villa Gran Canaria de Gáldar, que también celebra el Año Santo Jacobeo.
Desde el 31 de diciembre de 2009 hasta el 31 de diciembre de 2010, permanece abierta la puerta Santa o puerta de la perdonanza, por la que de manera extraordinaria se accede a la catedral durante este periodo, repitiendo un rito ancestral realizado por miles de peregrinos durante la celebración de los años Santos.

18 jul. 2010

La Credencial


Esta controvertida cartilla es la sustituta de aquellos cuadernos que, acompañados de una carta de presentación de su parroquia, llevaban los peregrinos como cuaderno de bitácora del Camino, en el que anotaban todo lo considerado como relevante y donde los representantes eclesiásticos confirmaban el paso por su parroquia, dato que les haría valedores de la carta probatoria y más tarde de la Compostela. La polémica que rodea a la credencial es permanente, ya que desde la forma de su obtención hasta la entrega de La Compostela, es discutida tanto por los puristas como por los no tanto, y desde hace tiempo se baraja la unificación de su formato y del sistema de obtención, además de ejercer un control más severo del sellado, y otros aspectos más.
Mientras tanto y no, son numerosos los distintos formatos utilizados, incluso algunos de creación artesanal y cuadernos o guías sirven para poder acceder a los albergues y recoger la Compostela en cualquiera de sus dos versiones, “pietatis causa” o recuerdo en caso de no haber hecho la peregrinación por motivos religiosos. El sellado, debe de hacerse, como mínimo en dos ocasiones por día y se puede realizar en cualquier organismo o establecimiento de una localidad de paso, puede ser desde un albergue una iglesia o el ayuntamiento hasta un bar o una tienda, debiendo de ser la última de la jornada en el lugar donde se finaliza la etapa.
Se puede obtener en las asociaciones de amigos del Camino de Santiago y en algunos albergues y parroquias. Lo mejor es ponerse en contacto con la asociación de amigos del Camino más cercana a nuestro lugar de residencia, y nos darán toda la información necesaria.

14 jul. 2010

La Compostela


La Compostela es el documento que expide el cabildo catedralicio y entrega en la Casa del Deán (Rúa do Villar Nº 1), previa presentación de la credencial de Peregrino correctamente sellada, al menos en dos ocasiones por día durante los últimos 100 kilómetros, si hemos recorrido el camino a pie o a caballo y durante los últimos 200, si la peregrinación se hace en bicicleta.
El certificado de haber realizado la peregrinación “pietatis causa” fue instituido en torno al s. XIII conociéndose como cartas probatorias, éstas sustituyeron a las primitivas conchas de vieira, que inicialmente eran naturales y más tarde fueros reemplazadas por otras realizadas en azabache. La copia de mayor antigüedad conservada data del 1 de Mayo de 1321 y pertenecía a un peregrino francés llamado Yves Le Breton.
El texto escrito en latín, en la versión actual, se puede traducir como: El Cabildo de esta Santa Apostólica y Metropolitana Iglesia Catedral Compostelana custodio del sello del Altar de Santiago Apóstol, a todos los Fieles y peregrinos que llegan desde cualquier parte del Orbe de la Tierra con actitud de devoción o por causa de voto o promesa peregrinen hasta la Tumba del Apóstol, Nuestro Patrón y Protector de las Españas, acredita ante todos los que observen este documento que: D. … ha visitado devotamente este sacratísimo Templo con sentido cristiano (pietatis causa).
En fe de lo cual le entrego el presente documento refrendado con el sello de esta misma Santa Iglesia.
Dado en Santiago de Compostela el día.........mes...............año del Señor..........

El Canónigo Diputado para los Peregrinos

Si queremos obtenerla, no debemos olvidar solicitar la credencial antes de partir y sellarla correctamente al menos en los últimos 100 Kmts. son bastante estrictos revisando los sellos a la hora de entregar la Compostela.

13 jul. 2010

La vieira y otras señales


No conocemos a nadie de una cierta edad, que no desee hacer el camino de Santiago. Todos te lo dicen, es un deseo instalado en lo más hondo de nosotros mismos, el deseo de marchar, de comprobar si eres capaz, de acometer lo que parece una aventura. Algunos, muchos, se deciden a emprenderlo casi siempre animados por algún conocido o amigo.


Y aparece entonces el primer miedo :¿me perderé?, ¿estará bien señalizado? ¿cómo encontraré el camino en los bosques y lugares solitarios? Hoy en día es muy difícil perderse, aunque algunos lo consiguen porque el cansancio hace que caminen despistados sin prestar atención a las señales.


Las más abundantes e inconfundibles son las flechas amarillas, pintadas por voluntarios amantes del camino, es una marca solidaria, sencilla y sin pretensiones, pero muy eficaz. Su inventor fue Elías Valiña, cura de O Cebreiro, gran impulsor del camino, que en los años setenta del siglo pasado, compró a bajo precio pintura amarilla de la señalización de carreteras, que en aquel tiempo era de color amarillo, y con su Citroën dos caballos viajó hasta Saint Jean de Pied de Port y fue pintando las flechas en aquellos lugares donde había más peligro de perderse. Hoy se sigue utilizando y es una señal inequívoca del Camino de Santiago.


Otro símbolo bien conocido es la vieira o concha que se asocia directamente con el Camino de Santiago desde antiguo, debido a que los peregrinos medievales recogían una concha de vieira y la llevaban en el camino de vuelta sobre su capa o sombrero para demostrar que habían llegado a Compostela.


Hoy en día y desde el jacobeo de 1993 en el que esta ruta fue potenciada por el gobierno gallego con una gran campaña de publicidad, siendo declarada, la ruta francesa, Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, existen mojones, azulejos y señales de todo tipo, a lo largo de la ruta, con el símbolo de la vieira, especialmente en los pueblos y ciudades.



Los caminos modernos muchas veces te desvían de la senda histórica por la construcción de carreteras, autopistas, ciudades. Enseguida lo sabemos porque la señal más clara de que vamos en la buena dirección es el Sol.



Siempre y constantemente por la parte izquierda de nuestro cuerpo: por la mañana en la parte izquierda de la nuca, a media mañana en el brazo izquierdo y por la tarde en la parte izquierda de la cara, siempre caminando hacia el Oeste. Cuando eso no es así sabemos que es una senda moderna que la mayoría de las veces nos hace dar largos rodeos.


Si hacemos caso a las señales es difícil perderse pero a veces, como en la misma vida, no vemos ni las más evidentes. Si estamos atentos cada vez que lleguemos a una encrucijada encontraremos una flecha, una vieira, un mojón que nos indican el camino a seguir.



12 jul. 2010

La Flecha Amarilla

Una señal tan sencilla como una flecha de color amarillo, es la que nos guiará hasta Santiago e incluso hasta Finisterre. Bien es verdad que encontraremos otras señales más o menos sofisticadas y de todo tipo, como el azulejo con la viera “oficial” colocado en un mojón o sobre una pared, pero la que realmente simboliza el espíritu del camino es la más simple de todas ellas.
La idea de marcar el camino con una flecha la tiene Elías Valiña, párroco de O Cebreiro y verdadero artífice del renacimiento del camino en los años ochenta. Que el color de la misma sea amarillo, es producto de la casualidad, pues parece ser que alguien le regaló a don Elías unos cuantos botes de pintura con la que se pintaban las rayas de las carreteras españolas en aquel tiempo, y el cura con la compañía de varios voluntarios y los botes cargados en una furgoneta, recorrieron el trazado del camino desde Roncesvalles a Santiago marcando con flechas los cruces y lugares conflictivos. Y desde ese momento, el camino es repintado año tras año por cientos de voluntarios para ayudarnos a llegar a nuestro destino.

10 jul. 2010

¿Donde dormir?


Cuando empezamos a madurar la idea de hacer el camino, otra de las preguntas que nos ronda en la cabeza es la de donde podemos dormir al final de cada etapa. Ya desde la antigüedad eran varias las posibilidades que tenían los peregrinos de pasar la noche, pues si bien los hospitales para peregrinos eran gratuitos, desde siempre existieron hospedajes alternativos donde poder comer y dormir a cambio de una cantidad de dinero, incluso grandes palacios a la vera del camino, se pusieron a disposición de los peregrinos más nobles como reyes o papas.
En la actualidad ocurre exactamente igual, existen albergues públicos donde la voluntad, o una mínima cantidad de dinero, suele ser el pago que recibe el hospitalero o encargado del albergue (salvo en Galicia que son funcionarios de la Xunta) y los privados donde la cantidad a abonar suele ser un poco mayor.
Pero si deseamos dormir tranquilos y una ducha para nosotros solos etc. no debemos descartar el establecimiento hotelero más cercano disponible, no olvidemos que varios de los edificios que hoy albergan los Paradores Nacionales como: Sto. Domingo de La Calzada, León y Santiago de Compostela se construyeron para acoger a los peregrinos.
  • YA ESTÁN DISPONIBLES LAS CINCO PRIMERAS ETAPAS, DEL CAMINO PRIMITIVO

9 jul. 2010

Sorpresa en El Camino



Este ejemplar de Corzo, es una de las muchas sorpresas que nos podemos llevar a lo largo de nuestro recorrido, ya que es bastante frecuente, tanto en horas tempranas como al atardecer, encontrar ésta o alguna otra de las numerosas especies que afortunadamente todavía sobreviven en el entorno del Camino.
Pero si queréis saber más sobre la naturaleza de Asturias y disfrutar de unas magníficas fotos, recomendamos la visita al blog de Bernardo Busto http://riadelavilla.blogspot.com/ autor de la “sorpresa” que ilustra la entrada de hoy y de varias de nuestra guía.

8 jul. 2010

¿Primavera, verano, otoño o invierno?


Sin ninguna duda la mejor estación para realizar, cualquiera de los trazados del Camino, es la primavera, pues al propio atractivo de la estación se suman las horas de luz y una climatología favorable. Si le queremos buscar inconvenientes es que si lo hacemos al principio de la estación, todavía podemos encontrar algo de barro en algunos caminos y al igual que en otoño e invierno apenas tendremos compañía durante la mayoría de los días, aunque para algunos esto pueda ser más bien una ventaja.
Con el verano la cosa cambia, pues si por los caminos del norte se puede transitar maravillosamente, por la meseta podemos sufrir los rigores del calor y la masificación del camino, sobremanera en las etapas comprendidas en los últimos cien kilómetros de cada recorrido. Y algo verdaderamente muy importante es que el contenido de la mochila se puede reducir a la mínima expresión.
El otoño es la estación de los rezagados, como es frecuentemente nuestro caso. Es una época francamente buena, ya que los rigores del verano quedaron atrás y también la masificación, ¡cuidado que este año el seis de noviembre nos visita el Papa!, por lo que la cosa en esas fechas puede complicarse. Conviene no dejarlo para muy avanzada la estación, pues aparte de menos horas de luz, la mochila debe de contener más cosas, puede aparecer el frío, el agua, el barro y las primeras nevadas, especialmente en las etapas de montaña.
El invierno es, indudablemente, la estación de los “caminomaniacos” y solitarios del Camino.

2 jul. 2010

¿Cuantos días necesito para hacer el Camino?

No poder disponer de suficientes días seguidos para llegar a Santiago, desde el lugar elegido como punto de partida, nunca debe ser un inconveniente para ponernos en marcha. Podemos planificarnos para hacer las primeras etapas en fines de semana, domingos o días sueltos y dejar para los días seguidos que tengamos las etapas finales. Además los días sueltos nos pueden ayudar a entrenar e ir cogiendo mejor forma física y ampliar nuestros conocimientos gastronómicos de los lugares elegidos como final de etapa, en compañía de los amigos que, bien como compañeros de camino o como apoyo logístico para ir a recogernos, nos acompañen.


Otra opción, muy recomendable especialmente para debutantes, es sumarse a la programación de una asociación o grupo ya organizado, ésta es la manera de no tener que preocuparse del aspecto logístico.
Pero sin duda la mejor opción es poder disponer de una semana como mínimo, para poder integrarse en el día a día del camino. Lo ideal es poder contar con la compañía de tu pareja o de algún amigo, aunque tampoco debemos descartar la opción de hacerlo en solitario, ya que el Camino y sus gentes te harán la suficiente compañía y probablemente el segundo día ya no camines solo.
A falta de más tiempo, buena es una semana y a falta de una semana ¡ánimo con los fines de semana!
  • CON ESTA ENTRADA SE INCORPORA LA SEGUNDA ETAPA DEL CAMINO Y PRIMITIVO DE LA COSTA .