9 ago. 2011

De Cangas de Onís a Covadonga


Hoy la jornada fue bastante más sencilla que ayer, resultó ser un agradable paseo matinal de algo más de diez kilómetros, durante los que ni siquiera el sol calentó demasiado y aunque el "paxarón" (coloquialmente hablando, pájara) de Yoli la marcó de cerca durante toda la mañana, no se le presentó la ocasión para atacar de nuevo.

Lo más destacable, la primera parte del camino paralela al río Gueña hasta cruzar Soto de Cangas y que al llegar a la Cueva de "La Santina" cada uno cumplió su promesa, en donde también tuvimos un recuerdo para los que por un motivo u otro no lo pueden hacer y por supuesto dimos las gracias   por habernos dejado volver una vez más.


Lo peor, lo molesto del intenso tráfico veraniego a partir de Soto, pues a partir de aquí el trazado discurre por el andadero paralelo a la carretera, y la cola que nos encontramos para entrar en la Cueva junto a los "vigilantes de las fotos"; en fin, tendrá que se así.


Y cumplido con las obligatorias visitas y fotos de rigor, a celebrarlo con una "farturina" (comida) todos juntos y vuelta a casa.


El año que viene, si podemos y tenemos salud, trataremos de colaborar para seguir manteniendo viva la tradición.



4 comentarios:

  1. Muchas gracias por tu visita al blog. Esta ruta que describes aquí no la conozco, en realidad sólo he hecho el Primitivo (Orense-Santiago) y el francés en dos ocasiones. El 21 de este mes haré de nuevo el tramo Astorga-Santiago para acompañar a una de mis hijas ... y además por que me tiene atrapada el camino.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. El Primitivo desde Asturias es muy bonito, aunque algunos Peregrin@s lo consideran un poco "durillo", pero no es para tanto y creedme.
    Lo más duro de todo El Primitivo por Asturias, es como ascender desde Molinaseca hasta Manjarín más o menos, pero normalmente sin sol y merece la pena.
    Que tengais un ¡Buen Camino!

    ResponderEliminar
  3. Adrián Hernández15 de agosto de 2011, 12:11

    Seguro que mi madre llevaba varias cervezas encima... jaja se está haciendo mayor y los años no pasan en balde. Con lo que ella fue en las caminatas y ya no aguanta ná...

    ResponderEliminar
  4. Adri, según su versión es que no había comido suficiente pan en la comida, pero los testigos coincidimos en que "efectivamente es cuestión de la edad".
    Lo peor de todo, es que para el año próximo quiere ir y volver... pero comiendo suficiente pan claro... eso si que tiene tela.
    Un beso

    ResponderEliminar