10 ene. 2014

"Santuario de la Virgen de la Barca" de Muxía

Lugar: Santuario de la Virgen de la Barca 
Situación: Parroquia y concejo de Muxía     
Localización: Lat. 43º 6’ 43.3’’ N - Long. 9º 13’ 11.75’’ W
Etapa en la que se encuentra: Olveiroa o Finisterre - Muxía
Dista: 28,9 Kmts. desde Finisterre - 24,2 Kmts. desde la bifurcación Finisterre - Muxía
Altitud: 10 mts.
Camino: De Finisterre o Muxía
Provincia: Coruña



El Santuario de la Virgen de la Barca o “A Virxe da Barca”, además de ser uno de los centros Marianos más importantes de Galicia, es el lugar elegido por muchos Peregrin@s bien como final del Camino, bien como lugar de paso a Finisterre, o de visita una vez finalizada la peregrinación.


Cuenta una popular leyenda, que la Virgen, vino a este lugar en un barco de piedra para dar ánimos al apóstol Santiago durante su labor de predicación, dícese que las piedras dispersas en el entorno del templo, son los restos de la embarcación. Bajo una de estas grandes piedras se encontró la imagen de la Virgen, siendo llevada hasta la iglesia de Muxía. Misteriosamente la imagen desapareció del templo y fue hallada de nuevo en la roca donde había sido encontrada, siendo este enigma el que provoca la construcción del templo en la misma orilla de las aguas que bañan la Costa de la Muerte. 
Pese a que las primeras referencias, a una pequeña capilla dedicada a la Virgen, son de los siglos XIV y XV, se cree que su origen se remonta a los siglos XI o XII. Siendo la actual estructura del santuario, consecuencia de una reconstrucción realizada en el año 1719, añadiéndose posteriormente las torres en el año 1959. De planta de cruz latina, mide 33 m. de largo por 19 de ancho, en el crucero.


Se considera de estilo barroco semejante a otros templos existentes en Galicia. Consta de una sola nave con gruesos muros de sillería y la austeridad interior se rompía con la rica ornamentación de sus retablos, lamentablemente destruidos en el incendio del 25 de diciembre de 2013.

Foto de Xesús Bua, La Voz de Galicia

EFE | SANTIAGO DE COMPOSTELA 25 DIC 2013 
Un incendio iniciado a primera hora de esta mañana ha devorado el santuario de A Virxe da Barca, en el municipio coruñés de Muxía, que sufre importantísimos daños, alguno irreparable, como el retablo mayor, que ha ardido por completo.


Foto de Xesús Bua, La Voz de Galicia

Foto de Ana García, La Voz de Galicia

Las hipótesis que manejan los técnicos sobre la causa del incendio se centran en la caída de un rayo. Fuentes de Meteo Galicia han informado a Efe de que hasta media tarde habían caído en el territorio gallego 162 de estos fenómenos y uno está registrado en el municipio de Muxía entre las 5 y las 7 de la mañana, que sería el momento del inicio del fuego


Foto de Ana García, La Voz de Galicia

El retablo Mayor, consumido por las llamas en 2013, era obra del artista compostelano Miguel de Romay, de estilo barroco y dedicado a la Virgen de la Barca había sido contratado en el año 1717. Se dividía en el sentido vertical en tres calles y en el horizontal en tres cuerpos. La separación de las calles se hacía por medio de pilastras con abundante decoración.


El primer cuerpo, dividido por pedestales, tenía en los extremos de su base cuatro cabezas de leones y las dos puertas de la sacristía. El cuerpo central, lo más amplio y vistoso de todo el conjunto, dedicaba las dos calles laterales a los Apóstoles con relieves de medio cuerpo, convergiendo todo hacia el centro donde se situaba el camarín con la imagen gótica de la Virgen de la Barca, obra del siglo XIV.


Afortunadamente, la imagen calcinada, era una réplica de la original. Este cuerpo, estaba profusamente decorado a base de cabezas de ángeles, castillos, soles, lirios, estrellas, etc., resultando el más barroco de todo el retablo.


El último cuerpo del retablo, de mayor simpleza decorativa, se adaptaba a la curvatura de la bóveda, siendo su estructura semejante a la de los dos anteriores. Con los bustos de los Apóstoles en las calles laterales, dedicando su parte central al tema mariano de la Coronación. Existían otros dos retablos más, también barrocos: el de San Juan y el de San Miguel, situados uno frente al otro en el brazo largo de la nave.


La decoración interior del Santuario se completaba con otros cuatro altares y sus respectivos retablos. Dos situados simétricamente en el centro de los brazos del crucero: el de la Saleta y el de la Purísima Concepción construidos en el año 1872 y otros dos, en los extremos de las escaleras que daban acceso al presbiterio, dedicados al Santo Cristo y a la Virgen de los Dolores.


Completan el conjunto arquitectónico, el edificio de la casa rectoral construido en 1828, y un campanario independiente, levantado en 1834.


Otra de las causas de la devoción por este lugar, lo conforman las famosas piedras que se distribuyen por el lugar muy cerca del mar. Estas, según la tradición forman parte de la barca de piedra en la que la Virgen llegó al lugar.


La más conocida es la llamada Piedra de "Abalar", según la leyenda, quién se sitúe encima de ella, si es limpio de corazón, se balanceará levemente y emitirá como un leve ronquido. En la actualidad ésta piedra se encuentra bloqueada, para que no pueda ser balanceada.


También se dice que cuando se balancea es que vaticina alguna desgracia y que también su movimiento tiene propiedades adivinatorias. A finales de la década de los 70 la piedra se rompió a causa de un rayo y fue movida por un gran temporal. Hoy en día la piedra ha vuelto a ser colocada en su situación original y ha sido arreglada hasta en cuatro ocasiones, la última en el 2009. Durante el temporal de los primeros días de enero de 2014, la piedra resultó nuevamente dañada, así como parte de los muros que rodeaban al templo.


Otra de las piedras más conocida, es la de "Os Cadrís" con forma de riñón y se ubica muy cerca del templo. Es la "vela" de la barca de la Virgen y se cuenta que alivia y cura enfermedades de riñón, de espalda y de cabeza a quién pase nueve veces por debajo. 
Completan el conjunto pétreo la piedra del "Timón" y la Piedra de los "Enamorados".


En este lugar se realiza una de las mayores y más famosas romerías de Galicia. Se celebra el segundo domingo de septiembre, si este cuadrara el día ocho se pasará al 15 del mismo mes. Este día se realiza la Misa Grande al aire libre. Después la Virgen sale en procesión hasta el puerto de Muxía, para bendecir las aguas.

7 comentarios:

  1. Cago en Rossss, curar curara la espalda, pero pa metete debaju estropeasla del tou primero :) :)
    Un abrazu y como siempre Gracias por hacernos disfrutar¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola "toro", imagínate después de pasar nueve veces, directamente al fisio.
      Gracias por seguirnos.

      Eliminar
  2. Esperemos ver pronto el Santuario reconstruido

    ResponderEliminar
  3. Por favor, alguien me puede decir , si el santuario sigue, cerrado por las obras.Gracias

    ResponderEliminar
  4. El santuario ya esta abierto. Una apreciacion a la informacion que acabo de leer. Los rerablos del santuario a excepcion del mayor no se han quemado. Afortunadamente se conservan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por seguirnos y por la información.
      Un saludo

      Eliminar
  5. hola! me podrían informar de algún hotel u hostal proximo a esta lugar?
    gracias !

    ResponderEliminar