24 nov. 2017

"Noreña"

Lugar: Noreña
Situación: Parroquia y municipio de Noreña 
Localización: Lat. 43º 23’ 37,34’’ N - Long. 5º 42’ 28.82’’ W
Etapa en la que se encuentra: Pola de Siero - Oviedo
Dista: 4,5 Kmts. desde Pola de Siero - 15,9 Kmts. hasta Oviedo
Altitud: 205 mts.
Camino: Norte
Provincia: Asturias


Este concejo reivindica desde hace años el paso “oficial” del Camino del Norte por su pequeño territorio, ya que desde el año 991 se tiene constancia documental en el Archivo de la Catedral de Oviedo, del paso y asistencia hospitalaria a Peregrinos en la villa Condal.
Tránsito perdido en favor de El Berrón debido a la expansión del mismo y a una cuestionable señalización del trazado Jacobeo, realizada en los años 80 del pasado siglo.


Aunque los primeros indicios de asentamientos en la zona se remontan al Neolitico, no es hasta el año 991 cuando aparecen documentos en los que se menciona Noreña, pero según se cree, únicamente hacen referencia al río y no será hasta el siglo XII, cuando se cita a la villa como tal.


La villa Condal tuvo gran popularidad por su industria zapatera, tal es así que se cuenta que Carlos III, en conversación con el arzobispo de Sevilla Alonso Marcos de Llanes, natural de Noreña, se refirió a la misma como “insignificante aldea de Asturias”, a lo que el mitrado respondió: “Cierto, pero no lo será tanto cuando tiene doscientos zapateros”.


Al paso por su casco urbano, llaman la atención algunos elementos decorativos y arquitectónicos, como el nuevo edificio del ayuntamiento. Inaugurado en el año 1953, tras la destrucción en 1936 del antiguo, que ocupaba la primera planta del Hospital de Peregrinos.


Un poco más adelante sorprende la presencia del singular monumento al “gochu” (cerdo). La escultura es un homenaje al animal en el que se basa la industria cárnica y chacinera local, además de su afamada gastronomía “sabadiega”.


Unos metros más adelante se encuentra La Plaza, lugar en el que se levanta un magnífico quiosco de música, obra realizada, en hierro y cúpula de zinc rematada en aguja, en el año 1892. Cerca del quiosco, con una escultura de Mariano Benlliure, se rinde homenaje a Pedro Alonso uno de los benefactores más importantes de Noreña.


Poco antes de abandonar el casco urbano se encuentra la iglesia parroquial de Santa María. El edificio fue levantado en el último tercio del siglo XVI, sobre otro de época románica.


En el año 1936 sufrió importantes daños, llegando a derrumbarse la torre y gran parte de la fachada principal, siendo reconstruida y dotada de retablos procedentes de la iglesia de Torrelobatón provincia de Valladolid.


En el entramado urbano, que se extiende en la ladera de la loma del Rebollín, llaman la atención la Torre del Reloj y el palacio del Rebollín.


La torre, planta cuadrada con tres pisos y algo más de 13 m. de altura, fue construida a finales del siglo XVII en un lugar elevado, para que desde cualquier punto de la villa pudiese ser visto su reloj. Sus funciones estaban relacionadas con el poder municipal, la campana servía para avisar o congregar a los vecinos y el edificio como cárcel, lugar para amarrar caballerías y reloj público, el actual es del año 1864 y su mecanismo se mueve gracias a dos pesadas pesas de piedra de 180 y 136 kg. respectivamente. Desde 2008 alberga la oficina de información turística.


Unos metros más arriba se encuentra el palacio del Rebollín, construido entre los siglos XVI y XVIII en planta rectangular, con planta baja y un piso, al que se accede por una gran escalera de piedra.


El zaguán se abre a la fachada principal con dos grandes arcos, sobre los que se encuentran cuatro balcones y los escudos de armas de los Argüelles y de los Argüelles Quirós.


Un tanto alejada del centro urbano, en el lugar conocido como el “castañeu” de La Soledad, se levanta la capilla de La Soledad o del Ecce Homo.


La primitiva fue construida en el año 1665 y destruida por un incendio en el año 1901, construyéndose la actual en el año 1903, donde se guarda la imagen y trono procesional del popular Ecce – Homo, patrón y protagonista de las fiestas de la villa, lo que convirtió a la ermita en lugar de peregrinación local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario