6 mar. 2018

"Por el Monsacro con el resucitado"


Mientras el pasado domingo, Ana seguía disfrutando del sol por Gran Canaria ...


... y Nayra lo hacía del frío, del chocolate, la cerveza y de la compañía por Bruselas, ...


... Toño “el resucitado” y yo poníamos el máximo interés en hacer lo mismo un poco más cerca. 


En principio habíamos pensado que el lugar perfecto para que Toño volviese a la vida sería Hospitales, me refiero al tramo de Camino Primitivo y no a el HUCA claro está, pero vista la previsión meteorológica decidimos acercarnos al Monsacro, “La Madalena” como les gusta llamarlo a los lugareños. 


Curiosamente y pese a la cercanía a la capital del Principado, pues las capillas se pueden ver prácticamente desde toda la parte alta de Oviedo, es un lugar desconocido para una gran mayoría de los Carbayones, entre los que se encontraba “el resucitado”. 


Aclaro lo de “el resucitado”: es que desde la pasada semana Toño recuperó la vida tras 5 años y 4 meses, con algo más de 1.000.000 de kilómetros recorridos al volante entre Madrid – Oviedo – Madrid y algún otro lugar, al servicio permanente durante 24 horas del “innombrable” ... en fin, mejor seguir con el relato dominguero. 


Así que a eso de las 9,30’ de la mañana del pasado domingo nos plantamos en La Collada, para iniciar la andadura en dirección a Otura y Los Llanos pasando por el repetidor de TV y bajo la escuela de escalada, ruta que nunca había realizado, pero es una alternativa perfecta para no subir y bajar por el mismo sitio a “Les Capilles”.


Salvo un par de dudas en las bifurcaciones, que son siempre para arriba, y un poco de barro, el tramo hasta el repetidor de TV que es casi todo en ascenso, sin novedad y ...


... con una mañana realmente espectacular. 


Desde aquí el trazado da un respiro hasta alcanzar las casas de la parte alta de Otura, ...


... donde la cosa se vuelve a empinar momentáneamente para alcanzar la MO-4, por la que se transita apenas un centenar de metros para iniciar, sobre un pendiente camino que nace por la derecha, un fuerte repecho que conduce a la “plaza” de Los Llanos, lugar desde el que continuamos “todo p’arriba” hasta les Capilles, como indica claramente el cartel. 


A partir de aquí el ascenso se hace, casi en su totalidad, sobre una amplia y pendiente pista que sin posibilidad de pérdida conduce hasta el “Mayau”, pudiendo disfrutar de una espectacular panorámica del Aramo y de los valles de La Foz y Riosa. 


Una vez superado el Via Crucis ...


... y alcanzado el collado tomamos por la izquierda el atajo, que entre canchales, evita el rodeo por la vega del Morillo para llegar a la parte alta del “Mayau”, ...


... y desde aquí a la Capilla de Arriba, de Santiago o de la Virgen del Monsacro, también conocida como la de Santo Toribio. 


Un par de fotos y seguimos “p’arriba”, ahora hasta el pico de La Fayona (1.020 m.) donde volvemos a disfrutar de una magnífica panorámica sobre La Foz, el Aramo y nuestro siguiente objetivo. 


Y tras la consabida foto, continuamos por la cumbrera hasta llegar a la cima del Monsacro (1.055 m.), para después de la sesión fotográfica, tomar un merecido respiro con unos dátiles y un poco de agua antes de iniciar el descenso.


Bajada que hacemos sobre el mismo trazado que seguimos en el ascenso hasta la Capilla de Arriba, para desde aquí, continuar bajando por el “Mayau” ...




Lugar en el que comienzan los 2.300 m. finales de nuestra escapada dominguera, que en permanente descenso ...


... nos dejan de nuevo en La Collada, para recoger el coche e ir a darnos un merecido y bien ganado homenaje gastronómico, que comenzó por unas setas, continuó con unos callos, seguido de ..., bueno que nos lo habíamos ganado.


Y así discurrió el domingo de resurrección de Toño, sobre un precioso y espectacular recorrido con una climatología perfecta y una magnífica comida, ...


... ¿qué más se puede pedir para un domingo de marzo? … a escasa media hora de casa. Aquí está el enlace de Wikiloc, por si alguno se anima.

2 comentarios:

  1. Ya se que no está bien que uno de los protagonistas de la entrada escriba un comentario. Pero quiero hacer participes a los lectores, de las increibles sensaciones que experimenté ese día. Creo que lo de "el resucitado" con un poco de coña por parte de Vicente, me venia como anillo al dedo.
    Gracias Vicen, por este magnifico día. As puesto el listón muy alto, no se como te vas a arreglar para superarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que fue un verdadero placer, y llevé una gran alegría con poder traerte de nuevo al mundo de los vivos, pero todavía tengo alguna carta en la manga con la que sorprenderte cualquier otro domingo.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar