20 nov. 2018

"Camino de Gran Canaria: solo para adictos"


Tras un magnífico fin de semana con Nayra y Rubén en Madrid, en la lluviosa madrugada del lunes 5, volamos a la isla de Gran Canaria donde su afortunada climatología nos hizo olvidar de inmediato los rigores del otoño norteño.


Y tal y como teníamos previsto, después de un par de días de paseos y aclimatación a las “papas arrugás con mojo”, el jueves día 8 afrontamos la primera etapa del Camino de Santiago de Gran Canaria, jornada que tras la información recabada, dejaba entrever que era aconsejable hacer entre Maspalomas y el pueblo de Ayagaures, tanto para evitar la dureza de la opción de alcanzar la degollada de La Manzanilla por la ruta de Arteara, como la de llegar a Tunte del tirón en el día.


Acertada decisión que nos permitió disfrutar plenamente de los 14,5 km que separan el aparcamiento de las instalaciones deportivas de Maspalomas, lugar en el que Ana y yo decidimos comenzar la jornada para evitar 4 km de bares, terrazas y urbanizaciones turísticas, para después de un degradado trecho por el barranco de Fataga, desviarnos por la izquierda por el espectacular entorno del de los Vicentes, donde las tuneras indias ...


fueron dejando paso a los carrizos y palmeras, mostrando toda su grandeza al ascender a la degollada Ancha, ...


desde la que iniciamos el descenso a Ayagaures, lugar en el que damos por finalizada la primera etapa de nuestro Camino de Gran Canaria.


La segunda jornada discurrió entre Ayagaures y Tunte (capital del municipio de San Bartolomé de Tirajana) bajo otro intenso cielo azul, iniciando el trayecto junto a la presa de Ayagaures para después de atravesar el muro de la Gambuesa, ...


iniciar un largo tramo de continuo ascenso hasta alcanzar la degollada de la Manzanilla.


Rampas que discurren rodeados de pinos por la ladera de la Hoya Grande, dejando atrás por nuestra izquierda el lomo de las Palomas y la montaña Negra, para abrirse ante nuestros ojos el barranco de los Pilancones y el espectacular entorno de los Bailaderos a la sombra del Morro Guanil.


La subida continúa sobre un sendero que se encarama por la falda de los riscos de La Lajilla para alcanzar una amplia pista que conduce a la degollada de La Manzanilla, lugar en el que iniciamos el descenso por la ladera del Morro de las Vacas, ...


hasta llegar a la capital tirajanera tras haber recorrido  poco mas de 12 km.


Con la incorporación de Juanito afrontamos nuestra tercera jornada, primera del Camino considerado histórico.


Tras un reconfortante desayuno, iniciamos el día rodeados de pinos sobre la calzada que asciende por la falda del Morro de la Cruz Grande hasta el paso de la Herradura y la Cruz Grande.


Lugar en el que comienza la espectacular y zigzagente subida del paso de La Plata, ...


desde la que la grandiosidad del paisaje que disfrutamos ...


hasta alcanzar el llano de Pargana, ...


junto al que nos regaló el resto de la jornada hasta el anochecer se quedará para siempre gravado en nuestra memoria.


Pues a lo largo del trazado que continúa discurriendo entre pinos con el atrevimiento de algún que otro manzano y castaño intercalado, van desfilando ante nuestra retina los roques del Nublo, El Fraile, La Rana y Bentayga con el incomparable Padre Teide como telón de fondo.


Espectáculo que a cada paso nos ofreció asombrosos cambios de luces, sombras y multitud de matices imposibles de describir.


Pero el día todavía nos reservaba más cosas para terminar de convertir los algo más de 16 km de recorrido en inolvidables, pues a la amabilidad, cariño y detalles ofrecidos ...


por nuestro amigo Juan Manuel (al que le dedicaremos una futura entrada por su implicación en el Camino Gran Canario),  ...


que junto a su esposa regentan desde hace veinticinco años, el bonito y acogedor hotel El Refugio en la Cruz de Tejeda, se sumaron un impresionante atardecer, una exquisita cena y una reconfortante noche para afrontar la última etapa.


Jornada que comenzó como había finalizado la anterior, temperatura bastante fresca ...


con una espesa niebla sobre el valle de San Mateo y algún jirón suelto sobre el de Tejeda, panorama que se mantuvo durante el único ascenso del día, que nos llevó desde la Cruz de Tejeda hasta la degollada de Las Palomas por la ladera del monte Constantino.


Pero en esta ocasión el espectacular decorado se fue diluyendo paulatinamente entre una cortina de niebla, acompañándonos durante todo el tránsito por los parajes de Los Moriscos, ...


el Montañón Negro y ...


los pinos de Gáldar, ...


hasta dejar atrás la Cruz de los Galeotes y alcanzar la GC-702 a la altura de Majadales.


Carretera por la que continuamos descendiendo hasta el área del Monte Pavón donde comienza a despejar, para seguir bajando por una sucesión de carreterillas, caminos y senderos que nos regalan unas bonitas panorámicas de la capital Gran Canaria y de los valles de Moya, Guía, ...


Gáldar y ...


Agaete, mientras continúa el descenso por los parajes de las montañas de Buenaventura y del Acebuche, donde pasamos un entrañable rato charlando con Domingo Moreno, veterano pastor que desde niño se encarga de cuidar uno de los rebaños de ovejas de la zona.


El trazado continúa bajando por los barrios de Los Caideros hasta alcanzar la GC-220, por la que llegamos a Los Saucillos y continuamos, tomando algunos atajos para evitar las prolongadas curvas de la carretera hasta alcanzar Hoya de Pineda.


Donde después de atravesar éste antiguo centro alfarero continuar, con las torres de la Iglesia de Gáldar a aparente tiro de piedra, por una vereda que desciende por la ladera derecha del barranco de Anzofe ...


hasta el pueblo de Anzo, siguiendo entre plantaciones de plataneras hasta alcanzar las primeras casas de Galdar, desde las que se asciende a la plaza e iglesia de Santiago de los Caballeros, donde el Wikiloc contabiliza casi 21 km en su mayor parte de marcado descenso.


Y así dimos por finalizados cuatro extraordinarios días por nuestra querida isla de Gran Canaria, recorriendo un precioso Camino para disfrutar como ya no recordábamos, caminando prácticamente en solitario por una red de magníficos senderos ...


sobre barrancos, veredas, degolladas y cumbres verdaderamente espectaculares.


A lo que debemos añadir la amabilidad y cariño de sus gentes, haciendo olvidar al Peregrino los pequeños inconvenientes de la escasa infraestructura a lo largo del trazado.


En las próximas entradas trataremos de describir el recorrido detallado de las cuatro etapas del Camino de Santiago de Gran Canaria que recomendamos de todo corazón, pero especialmente a los “adictos” al Camino, ...


incorporándolas a una pestaña permanente del blog, igual que ya ocupan el Camino Primitivo y el de la Costa.

2 comentarios:

  1. Que lindas descripciones, cargadas de imagenes, da gusto un blog tan animado y especifico.
    Sincillamente los felicito y sigan asi !!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, seguro que lo seguiremos intentando.
    Un saludo desde Asturias

    ResponderEliminar