4 abr. 2019

Felisa Rodríguez Medel "Felisa"


El 17 de julio de 2002, poco antes de alcanzar la ribera del rio Ebro, a la entrada de Logroño, nos sorprendió un peculiar y colorista tenderete, bajo una tupida higuera, en el que además de un pequeño cesto con ciruelas, había bebidas isotónicas, pins, calabazas y conchas de peregrino para vender; lo presidía un tosco cartel en el que se podía leer: “Información y sellado a los peregrinos”.


A la sombra se encontraba Felisa Rodríguez Medel, más conocida como “Felisa”, una señora de respetable edad que, además de desearnos buen Camino, nos invitó a agua y ciruelas procedentes de su huerto, ... a otros les tocaran los higos.


Tras un breve interrogatorio, nos expresó el especial cariño que sentía por nuestra tierra asturiana, pues su difunto marido y padre de sus cinco hijos era llanisco; también nos hizo un pequeño resumen de su vinculación al camino y de cómo en los años 80 comenzó a contar peregrinos y a pintar flechas amarillas acompañando a Jesús Martínez, cura de un barrio de Logroño.


Nos presentó a su hija María, nos sugirió que escribiésemos algo en el libro que tenía encima de la mesa y después estampar en nuestra credencial su sello, que proclama: “Higos, Agua y Amor”, nos despidió con alguna que otra anécdota de su vida junto al Camino.


Lamentablemente Felisa falleció el 20 de octubre de ese mismo año, a punto de cumplir 92 años.


Su hija María permite que su espíritu permanezca vivo en el mismo lugar; bajo la higuera y al pie del Camino repartiendo “Higos, Agua y Amor”, como hizo su madre durante tantos años.



Foto: Radio Camino de Santiago

No hay comentarios:

Publicar un comentario