30 ago. 2011

Pobres y Peregrinos

Acuarela de Gonzalo Gil 
Los que ya tenemos una cierta edad recordamos cuando niños que nuestros padres y abuelos, que muchas veces tenían lo justo para vivir, jamás dejaban marchar sin nada al que se acercaba a su puerta  pidiendo limosna. Quizás porque ese es el espíritu del cristianismo o por costumbre o miedo supersticioso, no sé.
Yo recuerdo en los pueblos de mis abuelos, Miravalles y Coro, que en casa había un plato, una taza, un vaso y una cuchara para “los probes” que de vez en cuando pasaban por allí. Se les daba un plato de comida, torta, agua o sidra y posada en la “tenada” o pajar para la yerba.
 Había pobres conocidos, o profesionales, como Santiago, el casín, porque era de Casu, o Luisón, que siempre hacían el mismo recorrido y se convertían en auténticos mensajeros de lo que ocurría en otros lugares. Oviedo, Gijón, las Cuencas Mineras o el Occidente, estaban realmente lejos en aquella España sin periódicos, ni televisión ni  radio. También contaban historias, seguramente muchas inventadas, y todas las personas de la casa escuchaban a su alrededor, especialmente mi abuela Regina, que todo lo que quería saber y a quien gustaba como a nadie la conversación.


Mi padre, 84 años,  recuerda que en su casa, donde siempre después de la cena y el rosario se jugaba a las cartas, jugaban con “el probe”, al que engañaban, entre tantos niños se ponían de acuerdo para ganarle alguna perruca, porque ellos tenían algún dinero de lo que les daban los más pudientes. A veces pasaban varios días con la familia que los acogía y contribuían cortando leña o haciendo algunos trabajos; Luisón, por ejemplo, sabía hacer alpargatas y hacía un par para cada uno en el tiempo que estaba con ellos. Dice mi padre que eran gentes que habían quedado sin familia y sin trabajo y que no tenían más remedio que echarse a los caminos con un saco al hombro en el que llevaban lo que les iban dando en las casas. Y que él les tenía envidia porque tenían dinero,  no tenían que trabajar y además iban de  un lugar a otro, libres.
Infundían miedo y respeto a la vez.


Pero también existían otros pobres desconocidos que pasaban por los pueblos, ¿serían peregrinos?  Y aunque no eran tiempos para peregrinar, El Camino del Norte pasaba por San Salvador de Priesca, San Salvador de Fuentes, San Salvador de Valdedios hasta llegar a San Salvador de Oviedo.


Miravalles y Coro estaban en ese itinerario. Quién sabe. Desde luego en asturiano, en ese tiempo, pobre y peregrino venía a significar lo mismo.


26 ago. 2011

Ruinas del "Cenobio de San Antón"

Lugar: Ruinas del Cenobio de San Antón
Situación: Parroquia de Buiza, Municipio de Pola de Gordón
Localización UTM: Lat. 42º 54’ 45.95’’ N - Lon. 5º 41’ 30.58’’ W
Etapa en la que se encuentra: Pola de Gordón o Buiza – Poladura de la Tercia o Pajares
Dista: 3,2 Kmts. desde Buiza - 6,6 Kmts. hasta Poladura de la Tercia
Altitud: 1.448 mts.
Camino: Del Salvador
Provincia: León




Tras dejar atrás Buiza y las curiosas formaciones pétreas de las Forcadas, a nada que prestemos un poco de atención, semi ocultas entre piornos y brezos, veremos por nuestra derecha apenas un montón de piedras, que indican el lugar donde hasta mediados de siglo XIX, se levantara el Cenobio de San Antón. Se trataba de un humilde asentamiento benedictino, pero de vital importancia para los peregrinos que afrontaban la travesía de la cordillera por este trazado, en dirección a San Salvador de Oviedo.




La razón por la que únicamente, apenas se conservan los basamentos, es que material procedente del antiguo edificio, se utilizó para el mantenimiento de la cercana calzada.
  


La última parte de la ascensión hasta las ruinas del Cenobio, se hace por los restos de la calzada para la que se utilizaron sus piedras y cuyo estado actual de conservación deja bastante que desear. El origen de esta vieja calzada es un tanto incierto, pues mientras que algunos autores se refieren a ella como romana, otros optan por un origen más reciente. Alguno de los que hace referencia al origen de la misma como romano, es Melchor Gaspar de Jovellanos en sus diarios, con motivo de un viaje por la zona a finales del siglo XVIII.



23 ago. 2011

"Iglesia de Santiago Apóstol" de "Villadangos del Páramo"

Lugar: Iglesia de Santiago en Villadangos del Páramo
Situación: Parroquia y Municipio de Villadangos del Páramo
Localización UTM: Lat. 42º 30’ 54.76’’ N - Lon. 5º 46’ 2.18’’ W
Etapa en la que se encuentra: León – Villadangos del Páramo
Dista: 21,4 Kmts. desde León - 26,9 Kmts. hasta Astoga
Altitud: 890 mts.
Camino: Francés
Provincia: León


La Iglesia de Santiago Apóstol de Villadangos, fue edificada a finales del siglo XVII o principios del XVIII, a los pies de su planta de cruz latina, se levantó en 1707 una torre de espadaña, construida en canto rodado con argamasa en la parte inferior y ladrillo en la superior.


En el empedrado del atrio, nos sorprende encontrar curiosos dibujos realizados con cantos rodados, entre los que se intercalan vértebras humanas.


La puerta de acceso al templo, está rematada por dos relieves policromados del siglo XVI, en los que se representan escenas de la batalla de Clavijo en las que aparece el Apóstol Santiago y el Rey Ramiro I.


Ya en el interior la atención recae sobre el magnífico retablo churrigueresco, en el que sobresale la imagen de "Santiago Matamoros" tocado con un sombrero a la Federica (S. XVIII), ésta imagen está flanqueada por dos lienzos que representan, la aparición de la Virgen del Pilar a Santiago y la presencia del Apóstol en la batalla de Clavijo ayudando a las tropas de Ramiro I.


En la parte superior del retablo se puede ver, una imagen de Santiago Peregrino, un lienzo que representa la crucifixión de Jesús y la imagen de S. Claudio.


El conjunto interior lo completan; la capilla del Rosario dedicada a la Inmaculada a nuestra izquierda y la de las Ánimas del Purgatorio a la derecha.

Todo lo aquí descrito, junto a la calavera que se esconde en el retablo y restos del antiguo artesonado del primitivo templo, que se encuentran en distintos rincones del edificio, nos los mostrará amablemente Benito, excelente cicerone y mejor persona.



19 ago. 2011

"Villapañada"

Lugar: Villapañada
Situación: Parroquia y concejo de Grado
Localización UTM: Lat. 43º 23’ 30.57’’ N - Lon. 6º 5’ 53.83’’ W
Etapa en la que se encuentra: Grado – Salas o La Espina
Dista: 4,5 Kmts. desde Grado - 8,2 Kmts. a Cornellana
Altitud: 240 mts.
Camino: Primitivo
Provincia: Asturias



En el edificio de las antiguas escuelas de este pequeño núcleo de Villapañada o Leñapañada, se encuentra el albergue más cercano a la villa de Grado, la tradición jacobea del lugar se remonta al siglo XIV, cuando la Orden de Malta o Caballeros hospitalarios de San Juan de Jerusalén, fundan aquí un asentamiento que regentarán hasta principios del XIX. Algunos autores defienden una fecha de fundación anterior, debido a la existencia de un documento de 1309, en que se hace referencia a una donación a "María Pelayz freira de San Juan de Leñapañada".
Los Caballeros tenían la sede en lo que hoy es la iglesia Parroquial de San Juan y la casa rectoral, edificios varias veces reformados hasta adquirir el actual aspecto. Tenían Ayuntamiento, juez y cárcel gobernado por los comendadores de la Orden hasta el año 1827, en que pasa a depender de Grado.


El establecimiento en Villapañada de artesanos caldereros, procedentes de Miranda de Avilés, hace que se extienda entre sus habitantes tanto el oficio, como la utilización de “El Bron”, jerga gremial utilizada por los caldereros para comunicarse entre sí, extendiéndose más tarde a los “pulidores de cornantas” (tratantes de ganado) utilizándolo en sus tratos, durante los mercados.

16 ago. 2011

Se acabaron "LAS VACACIONES"

A Toño, Nayra, Paco el “Feligrino” y a mi, se nos acabaron las vacaciones, así que a la hora en que se publique esta entrada, ya estaremos de nuevo, en nuestros respectivos puestos de trabajo.


La verdad es que no se le puede pedir mayor intensidad a unas vacaciones, máxime cuando no habíamos planificado nada con anterioridad.


Tres semanas, en las que El Camino estuvo presente en todas, la primera sin duda la mas emotiva, pues lo que no hace mucho tiempo era un sueño esa semana se convirtió en realidad, volver a pisar el trazado del Camino Francés en compañía de Ana y después todos juntos a “La Villa”.


Durante la segunda, paseos y más paseos por los tramos de Camino cercanos a "La Villa”, incluido Arbazal y ¡limpio!, durante estos paseos fuimos madurando la posibilidad de solicitar una entrevista con el nuevo alcalde de Villaviciosa, con la intención de hacerle partícipe de las necesidades del Camino en el concejo.


La tercera comenzó con Nayra, Ana, Yoli y Xua en el Camín a Covadonga, continuó con la entrevista con el Sr. Alcalde de Villaviciosa (de la que salimos con buenas sensaciones), más paseos y culinos de sidra, un emocionante homenaje al seguidor Nº 50 de Ángel Pérez "blogger" de DOS PEDALES MIL CAMINOS y rematamos la semana con la fiesta de Nta. Sra. de Coru, al más puro estilo de “Pueblu”, por cierto por aquí alguna vez pasó El Camino.


Ahora a retomar el trabajo con los ánimos renovados y a pensar en la semana que tenemos reservada, como casi siempre para noviembre, con la intención de comenzar en Somport El Camino Aragonés.

A pesar de quedarnos si ayudante, seguiremos en contacto.

13 ago. 2011

"Santa María de la Oliva" de "Villaviciosa"

Lugar: Iglesia de Santa María de La Oliva de Villaviciosa
Situación: Parroquia y concejo de Villaviciosa
Localización UTM: Lat. 43º 28’ 59.02’’ N - Lon. 5º 26’ 8.33’’ W
Etapa en la que se encuentra: La Isla o Colunga – Villaviciosa
Altitud: 6,3 mts.
Camino: Norte
Provincia: Asturias


Esta iglesia construida en el último cuarto del siglo XIII, es testigo del paso de los Peregrin@s que optan por hacer los Caminos del Norte.



Aunque catalogada dentro del románico rural, ya tiene detalles y formas que apuntan al gótico. Su planta rectangular y techumbre de madera, se estrecha en la confluencia con la cabecera de misma forma, ésta con bóveda de cañón ligeramente apuntada en el primer tramo y de crucería nervada el segundo.


En la fachada oeste, se encuentra el acceso principal, del que además de las cuatro apuntadas y decoradas arquivoltas, junto a los labrados fustes de figuras adosadas, destaca la originalidad de sus capiteles, donde se mezclan curiosas escenas de caza del jabalí, con las de instrumentistas y otras figuras y formas propias de la época.


Desde el vértice de las arquivoltas cuelga la figura de la Virgen con el Niño, que en otros tiempos sostenía un ramo de olivo y tal parece encontrarse en actitud de desear Buen Camino a todos los que, ante ellos, se dirigen a Compostela.


Un manuscrito de finales del s.XVIII, informa todavía de la existencia en un edificio frente a la iglesia (en la actualidad escuela infantil) de un hospital para peregrinos y enfermos bajo advocación de Sancti Spiritus.


Portada a principios de los años 30. Foto cedida por Carlos de Posada

9 ago. 2011

De Cangas de Onís a Covadonga


Hoy la jornada fue bastante más sencilla que ayer, resultó ser un agradable paseo matinal de algo más de diez kilómetros, durante los que ni siquiera el sol calentó demasiado y aunque el "paxarón" (coloquialmente hablando, pájara) de Yoli la marcó de cerca durante toda la mañana, no se le presentó la ocasión para atacar de nuevo.

Lo más destacable, la primera parte del camino paralela al río Gueña hasta cruzar Soto de Cangas y que al llegar a la Cueva de "La Santina" cada uno cumplió su promesa, en donde también tuvimos un recuerdo para los que por un motivo u otro no lo pueden hacer y por supuesto dimos las gracias   por habernos dejado volver una vez más.


Lo peor, lo molesto del intenso tráfico veraniego a partir de Soto, pues a partir de aquí el trazado discurre por el andadero paralelo a la carretera, y la cola que nos encontramos para entrar en la Cueva junto a los "vigilantes de las fotos"; en fin, tendrá que se así.


Y cumplido con las obligatorias visitas y fotos de rigor, a celebrarlo con una "farturina" (comida) todos juntos y vuelta a casa.


El año que viene, si podemos y tenemos salud, trataremos de colaborar para seguir manteniendo viva la tradición.



8 ago. 2011

De "La Villa" a Cangas de Onís


Hoy tocó cumplir con una de las  tradiciones mas arraigadas, generación tras generación, en todos los asturianos: ir a visitar a la "Santina".
Desde hace varios años retomamos la costumbre de nuestros antepasados más lejanos, al igual que muchas asociaciones o grupos y por supuestos cientos de amigos más, que es hacerlo caminando cada uno desde su pueblo; por supuesto nosotros desde Villaviciosa.


Lo importante es hacerlo en buena compañía y como veis la mía era francamente buena, Nayra, Yoli y Xua, buena plantilla.

"Windows SIETES"

El recorrido total es de poco más de cincuenta kilómetros de caminos "guapísimos", paso por Windows SIETES, carreterillas y un poco de arcén de la antigua N-634, pero merece la pena. Hay tradiciones que no se deben de perder.

Al fondo ya aparece Cangas de Onís

Este año lo pretendemos hacer en dos jornadas. La primera parte más larga ya está hecha, sin más novedades que el cansancio propio de la kilometrada, la visita de un "paxarón" y el susto que nos dio un grupo de quads al atacarnos en pleno camino, ah! y un poco de "fame" (hambre) que trataremos de calmar después de una reparadora ducha.


La segunda parte la dejamos para mañana por la mañana, quedan en torno a once kilómetros, a la que ya se incorporará Ana.
Por cierto Yo también estaba en la jornada de hoy, como se puede ver en la foto del espejo.


7 ago. 2011

Mucho ambiente por El Norte

Todas las fotos de Peregrin@s, fueron tomadas hoy, entre las 8,30 y 9,30 a.m
Cuando hablamos de ambiente no nos referimos al descenso internacional del río Sella, que se celebró ayer sábado día seis, nos referimos al Camino del Norte que, pese a lo incierto de la climatología y al lamentable estado que presenta algún tramo, mantiene un tránsito considerable.


Estos días y aprovechando las vacaciones nos dimos algún paseo por los tramos que rodean nuestra “Villa” y sufrimos varios ataques de “envidia sana”, pues por momentos tal parecía que transitábamos por algún tramo del Camino Francés.

La ría de Villaviciosa desde San Pedro de Ambás, jueves 4 de agosto
Valdedios desde el camino de Arbazal, jueves 4 de agosto
Lo que demuestra el gran atractivo natural de este trazado, ya que no puede ser por sus infraestructuras, ni por los cuidados e interés que demuestran las autoridades en mantenerlo ni promocionarlo.

Camino de Priesca a Sebrayu, viernes 5 de agosto 
Pese a todo los tendales de los albergues también tienen overbooking.

Albergue de Sebrayu, viernes 5 de agosto
Albergue de Valdedios, jueves 4 de agosto